martes, 17 de febrero de 2009

Tráfico ilegal de datos personales: en una consulta Avira, el 63% no cree que se trate de casos aislados

Sólo el cinco por ciento de los usuarios consultados no están preocupados por la seguridad de sus datos personales y uno de cada cuatro exige que sea legalmente obligatorio para las empresas informar en caso de pérdidas de datos

Tettnang, 17 de febrero de 2009 – "Acepto que mis datos personales sean transmitidos a empresas asociadas" es una frase común que figura frecuentemente en las participaciones en sorteos, en contratos de gimnasios o en tarjetas de cliente de grandes almacenes o gasolineras. Una vez firmado, este tipo de contrato puede tener múltiples consecuencias: llamadas comerciales no deseadas, folletos publicitarios o en el peor de los casos, hasta domiciliaciones bancarias ilegales.

En los últimos meses han aumentado las malas noticias sobre el tráfico ilegal con direcciones privadas. Los datos bancarios de unos 20 millones de alemanes han sido objeto de un tráfico ilegal, numerosos centros de atención de llamadas han sido investigados y los defensores del consumidor han expresado su preocupación. En consecuencia, el 25 por ciento de los usuarios de Internet exige una legislación más contundente contra el tráfico de datos, únicamente un cinco por ciento de los consumidores no están preocupados por sus datos personales y opinan que estos casos constituyen una excepción. Casi dos tercios de los consultados (63 por ciento) cree que el tráfico ilegal con datos personales no es nuevo y que ya prosperaba en el pasado, con la única diferencia de que los casos no han tenido atención mediática. Estos son los resultados de una consulta Avira actual a la que han respondido 4.756 visitantes del sitio web www.free-av.com.

¿Qué se consideran datos personales, dónde se generan y cómo se aprovechan? "Según la directiva europea sobre protección de datos, los datos personales incluyen cualquier información sobre una determinada persona física", explica Rainer Witzgall, Vicepresidente Ejecutivo de Avira. "Casi todas las huellas electrónicas y no electrónicas que dejamos en la vida diaria forman parte de los datos personales protegidos". En el mundo digital es cada vez más complicado no dejar huellas, sea con el teléfono móvil, una tarjeta de cliente o simplemente al navegar por Internet. El tráfico ilícito con datos es un ámbito sensible que a menudo vulnera la privacidad de los ciudadanos y que al mismo tiempo se caracteriza por la falta de transparencia. El tratamiento responsable de los datos es un proceso interno de las empresas de limitada trascendencia hacia fuera y por tanto con limitadas posibilidades de control.

No obstante, el siete por ciento de usuarios optimistas siguen confiados y consideran los robos de datos personales casos aislados que deberían ser legislados por leyes más rigurosas. "Ante la creciente capacidad de recogida y análisis de datos se requieren procedimientos coordinados para impedir que el ámbito privado se convierta en víctima de la evolución tecnológica y los intereses comerciales", reivindica el Sr. Witzgall. "Con una combinación de protección legal, consumidores informados y empresas comprometidas en la protección de datos se daría un primer paso en la dirección correcta".

Acerca de Avira

Avira quiere que sus clientes “vivan libres” de spyware, phishing, virus y otras amenazas localizadas en internet. La empresa fue fundada hace 25 años con la promesa de Tjark Auerbach de "crear software que haga cosas buenas para mis amigos y familiares". Ahora, más de 100 millones de consumidores y pequeñas empresas confían en la experiencia en seguridad de Avira y su galardonado software antivirus, lo que convierte a la empresa en la segunda en importancia en cuota de mercado a nivel global. Avira proporciona seguridad informática para ordenadores, smartphones, servidores y redes, ofrecida como software o servicios situados en la nube.

Además de proteger en mundo en línea, el director ejecutivo de Avira promueve el bienestar en el mundo sin conexión a través de la Fundación Auerbach, que apoya proyectos de beneficencia y sociales. La filosofía de la fundación es ayudar a que la gente se ayude a sí misma.

Para más información, por favor visite www.avira.com o únase a la comunidad en www.facebook.com/avira.