lunes, 9 de noviembre de 2009

Ceremonia de inicio de las obras: Avira construye una central en Tettnang

El nuevo edificio de la empresa antivirus estará listo a finales de 2010

Tettnang, 09 de noviembre de 2009 - La construcción de la nueva sede corporativa de Avira en la calle Kaplaneiweg de Tettnang (Alemania) ha comenzado. Tjark Auerbach, fundador y director de Avira, y Bruno Walter, alcalde de dicha localidad, han dado hoy la palada inicial de las obras. Con este acto y en compañía de otros representantes del proyecto arquitectónico, han dado el pistoletazo de salida a los trabajos de construcción. Si todo marcha según lo previsto, el edificio estará terminado a finales de noviembre de 2010. Los costes ascienden a unos 11,6 millones de euros.

Avira desafía al estancamiento económico y crece con fuerza en contra de la actual tendencia general de la economía. De los 330 trabajadores repartidos por todo el mundo, unos 220 trabajan en la sede central de Tettnang. Los empleados del productor suabo de software antivirus proceden en su mayoría de los alrededores de esta población alemana y saben valorar en gran medida las ventajas de la calidad de vida regional. Actualmente, Avira está dividida en diez emplazamientos dentro de Tettnang, una situación que no es sostenible a largo plazo. “Con la estructura actual, el día a día de la empresa es en cierta medida ineficaz, lo que afecta no sólo al mantenimiento de la red y las instalaciones telefónicas, sino también a la comunicación entre los departamentos. El nuevo edificio central solucionará estos problemas y, en consecuencia, aumentará también la productividad”, explica Werner Berlage, director comercial y responsable de proyectos constructivos de Avira.

El bajo consumo de recursos no sólo está escrito con mayúsculas en los programas de Avira; también a la hora de edificar la nueva sede corporativa, el productor de software da mucha importancia a una construcción ecológica y al uso de energías alternativas. Así, por ejemplo, se emplean instalaciones innovadoras para el aprovechamiento de la energía geotérmica y la recuperación del calor. Además, las ventanas con triple acristalamiento y el aislamiento más grueso de la fachada reducen el consumo de energía y, por tanto, también las emisiones de CO2. Gracias a este concepto sostenible, la nueva obra de Avira queda más de un 50% por debajo de los límites marcados por los reglamentos alemanes de ahorro de energía (EnEV) aplicables a los proyectos de construcción.

El edificio se financia utilizando recursos propios, así como mediante préstamos del grupo bancario KfW concedidos a través de la entidad financiera Sparkasse Bodensee.

Acerca de Avira

Avira quiere que sus clientes “vivan libres” de spyware, phishing, virus y otras amenazas localizadas en internet. La empresa fue fundada hace 25 años con la promesa de Tjark Auerbach de "crear software que haga cosas buenas para mis amigos y familiares". Ahora, más de 100 millones de consumidores y pequeñas empresas confían en la experiencia en seguridad de Avira y su galardonado software antivirus, lo que convierte a la empresa en la segunda en importancia en cuota de mercado a nivel global. Avira proporciona seguridad informática para ordenadores, smartphones, servidores y redes, ofrecida como software o servicios situados en la nube.

Además de proteger en mundo en línea, el director ejecutivo de Avira promueve el bienestar en el mundo sin conexión a través de la Fundación Auerbach, que apoya proyectos de beneficencia y sociales. La filosofía de la fundación es ayudar a que la gente se ayude a sí misma.

Para más información, por favor visite www.avira.com o únase a la comunidad en www.facebook.com/avira.