La red está abarrotada de spyware, ransomware, adware, troyanos, gusanos y compañía. Todo tipo de programas maliciosos que revolotean sobre tus dispositivos esperando a que cometas un error para abalanzarse sobre su presa: tus contraseñas, datos e información personal. Que el pirata acceda por la puerta de atrás o por la principal es una mera