Skip to Main Content

¿Tienes Netflix? No deberías compartir la contraseña de tu cuenta

Netflix es la opción perfecta tanto para los apasionados del cine como para aquellos que quieren ver series de televisión sin que le molesten decenas de anuncios cada hora o sin arriesgarse a que su ordenador se infecte con un virus. Eso piensan los más de 203 millones de usuarios repartidos por todo el mundo que han elegido los contenidos de la empresa estadounidense para disfrutar de su tiempo libre.

Como cada vez hay más personas que utilizan este servicio, sobre todo después del confinamiento impuesto para frenar la COVID-19, el gigante del streaming también se ha convertido en uno de los objetivos preferidos de los ciberdelincuentes.

A simple vista, el robo de las cuentas de Netflix no parece gran cosa. Sin embargo, si piensas que los hackers intentan robarlas simplemente para ver películas gratis, estás muy equivocado. En cada perfil se almacenan muchos datos personales, así como los de la tarjeta de crédito. Además, si tu contraseña de Netflix es la misma que la que utilizas para acceder a tu banco en línea, tendrás un serio problema.

Algunos consejos para proteger tu cuenta de Netflix

No compartas la contraseña

Si te pidieran compartir la contraseña de tu perfil de Facebook, te negarías rotundamente, pero cuando se trata de servicios como Netflix, debemos admitir que compartir la contraseña es una práctica muy común.

De hecho, cuando le damos a alguien la contraseña de nuestra cuenta de Netflix, no solo le permitimos ver contenido a nuestra costa, sino que también le estamos dando la clave de toda la cuenta. Por ejemplo, si una persona dispone de la contraseña actual, puede acceder a la configuración y cambiarla por completo. Además, desconectar los dispositivos que estén conectados es muy sencillo: solo hay que marcar una casilla. Para volver a iniciar sesión, tendrías que introducir la nueva contraseña, la cual no tienes.

Si alguien siguiera estos pasos, te bloquearía el acceso a tu propia cuenta. Podrías restablecer la contraseña mediante el enlace que se envía a tu dirección de correo electrónico… pero, claro, siempre que tu contraseña del correo electrónico no sea la misma que la de la cuenta de Netflix en cuestión.

No uses las mismas contraseñas

Puede que parezca una tontería, pero si la contraseña que usas para los servicios de streaming ya está configurada en otras cuentas, la situación se vuelve preocupante y el riesgo de que te roben la cuenta también aumenta. Aunque se trata de uno de los peores errores en términos de seguridad de datos, muchas personas siguen usando la misma contraseña en varios sitios web. Por ello, compartir la contraseña de Netflix cuando es la misma que la de tu banco en línea o la de otras cuentas no es una buena idea.

Es cierto que configurar distintas contraseñas para cada servicio que utilizamos y, en especial, recordar todas puede ser difícil, pero existen programas especializados en ello llamados «gestores de contraseñas», que pueden generarlas y recordarlas por nosotros.

Cierra sesión en los dispositivos

La mayoría de las televisiones inteligentes ya tienen los principales servicios de vídeo bajo demanda integrados en el menú. Un error habitual es olvidarnos de cerrar sesión en un dispositivo que no es nuestro. A menudo, es posible encontrar cuentas de Netflix de otras personas aún conectadas en las televisiones de las habitaciones de hoteles, lo que permite acceder de forma malintencionada al correo electrónico y al número de teléfono del usuario. Por lo tanto, es muy importante que cierres sesión en todos los dispositivos que no sean tuyos.

Para asegurarte de que has cerrado sesión en los dispositivos de otras personas, ve a «Cuenta» en la parte superior derecha de la pantalla de Netflix y busca la opción «Cerrar sesión en todos los dispositivos». Una vez seleccionada, se cerrará sesión en todos los dispositivos conectados. Para completar la operación, no olvides cambiar tu contraseña.

Ten cuidado con los supuestos correos electrónicos de Netflix

Además de los correos electrónicos legítimos, entre los que se incluyen los que te avisan de que tu cuenta se ha asociado a un dispositivo nuevo, muchos usuarios han informado de que han recibido correos electrónicos de suplantación de identidad que se están aprovechando de la reconocida marca. Netflix es, sin lugar a dudas, una de las marcas más utilizadas en el mundo para los ataques de suplantación de identidad. Estos correos electrónicos falsos tienen como objetivo que los destinatarios hagan clic en un enlace que descarga un programa malicioso o que paguen una factura en línea y, por lo tanto, introduzcan las credenciales de la cuenta y los datos bancarios en un sitio fraudulento.

Antes de actuar, comprueba el enlace en la barra de direcciones: si aparece un candado, significa que la conexión está protegida y es segura. Además, revisa si hay algún error de ortografía, ya que suele ser una clara señal de suplantación de identidad.

Por último, si tienes la más mínima sospecha de que el correo electrónico recibido no es legítimo, accede a tu cuenta de Netflix directamente desde el navegador y no a través de un enlace que haya sido proporcionado en el cuerpo del correo electrónico. Puedes notificar el correo electrónico de suplantación de identidad de forma directa a Netflix en phishing@netflix.com.

Mantén los ojos bien abiertos

Una de las características más útiles de Netflix es su «memoria», que registra todo lo que vemos para darnos recomendaciones basadas en nuestros gustos. Esta opción también se puede utilizar para comprobar si otra persona ha utilizado la cuenta sin nuestro conocimiento. En el apartado «Seguir viendo», podemos comprobar si hay alguna serie o película que no hayamos visto. La mayoría de las veces, si vemos algo que no reconocemos, es una señal de que nos han hackeado la cuenta.

Utiliza una VPN

Acceder a un dispositivo conectado a una red Wi-Fi pública y hacerse con los datos personales o de una cuenta es pan comido para los hackers profesionales. Al utilizar una VPN para ver Netflix, se cifra el tráfico de datos y evita que los hackers accedan a tu dispositivo. La VPN establece una conexión segura entre el dispositivo e Internet y, una vez conectado, el tráfico de red se dirige a un túnel virtual que lo cifra. Además, el cifrado también enmascara la dirección IP del usuario cuando navega, de manera que resulta casi imposible que los delincuentes puedan rastrear la dirección IP real del usuario o su ubicación.

Si te hackean la cuenta, debes ponerte en contacto inmediatamente con el centro de ayuda de Netflix. Si puedes acceder a la cuenta, ve al apartado de ajustes y selecciona la opción «Cerrar sesión en todos los dispositivos» para cerrar sesión en todos los dispositivos conectados. El siguiente paso que debes hacer es cambiar la contraseña. Comprueba también tus extractos bancarios para asegurarte de que no haya ningún cargo inusual. Por último, también puedes consultar aquí las sugerencias que Netflix ofrece sobre cómo proteger tu cuenta.

Este artículo también está disponible en: FrancésItalianoPortugués, Brasil