Seguridad virtual: 10 consejos para tu equipo doméstico

Un informe de Avira puso de manifiesto que un 55 % de los dispositivos funcionan con programas desactualizados, se detectan 350 000 nuevos programas maliciosos al día, el año pasado se filtraron 2200 millones de contraseñas y direcciones de correo en las cinco vulneraciones de datos más importantes y se descubrieron 2,2 millones de routers con problemas de seguridad.

Internet parece un lugar bastante peligroso, ¿no crees? Aunque lo sea, puedes mantener a raya todas estas amenazas si tomas las precauciones necesarias.

Te damos 10 consejos para proteger tu equipo doméstico:

1. Instala un software antivirus 

Lo primero y lo más importante: es fundamental contar en el dispositivo con un análisis de virus operativo y acreditado que bloquee el software malicioso, ya sea ransomware, virus tradicionales, troyanos bancarios, spyware o gusanos. Además, un buen antivirus te ayudará a reparar o poner en cuarentena de forma automática los archivos peligrosos sin que tú hagas nada.

Una vez que tenemos el sistema y las aplicaciones limpios y actualizados, podemos llevar a cabo un análisis antivirus para mejorar nuestras defensas frente a virus y software malicioso.

2. Actualiza tus dispositivos 

Con el nuevo coronavirus, trabajamos desde casa y ahora somos responsables de los dispositivos que usamos y de los datos que manejamos en ellos. Los sistemas y programas obsoletos son vulnerables a las amenazas y actualizarlos te ayudará a reparar las brechas en la seguridad y a proteger mejor los datos.

Más información aquí sobre cómo trabajar con seguridad con un equipo antiguo.

3. Actualiza el navegador

Asegúrate de que el navegador está actualizado y evita correr riesgos de seguridad innecesarios. La mayoría de navegadores, como Chrome o Firefox, se actualizan de forma automática, pero lo mejor es reiniciarlos periódicamente para utilizar siempre la versión más reciente. Evita que el navegador de tu dispositivo se conecte a sitios web infectados con un complemento de seguridad, como Avira Browser Safety.

4. Activa el cortafuegos 

Los cortafuegos que se instalan en tu dispositivo controlan el tráfico y mantienen tu información a salvo. La mayoría de routers tienen cortafuegos integrados, pero por lo general es necesario activarlos y comprobar si hay actualizaciones de vez en cuando. Para consultar el estado del cortafuegos del router, abre una ventana del navegador e introduce tu dirección IP. Busca un apartado que se llame «Cortafuegos» o algo parecido. Sigue las instrucciones para activarlo.

5. Usa una VPN 

Una VPN o red privada virtual puede ayudarte a crear un espacio privado y cifrado para tus mensajes, a la vez que oculta tu ubicación. Una VPN es especialmente importante si en tu trabajo tienes que enviar o compartir datos de clientes, información financiera y otros documentos confidenciales. Te contamos cómo proteger tu oficina en casa en 5 pasos y 1 clic.

Y, hablando de redes inseguras, no uses redes wifi públicas poco fiables. Estos puntos de acceso pueden alterarse con facilidad. Aquí tienes los mejores 5 consejos para conectarte con seguridad a redes wifi públicas. 

6. Mantén tus programas al día 

No es raro que las vulnerabilidades de un programa se reparen con una actualización que estará disponible poco después (o incluso antes) de que salgan a la luz. Por suerte, hay programas que pueden ayudarte a saber qué software necesitas actualizar.

7. Usa contraseñas seguras 

Ya hay varios artículos en este blog sobre cómo elegir una buena contraseña, así que no tienes más que hacer clic en el enlace y leerlo. Asegúrate de seguir los consejos que se dan en la publicación. Protege tu cuenta con autenticación en dos pasos siempre que sea posible. Y, el mejor consejo de todos: hazte con un gestor de contraseñas que cree combinaciones seguras y se encargue de recordarlas por ti.

8. Protege tu correo electrónico 

No pulses en enlaces ni descargues aleatoriamente archivos, actualizaciones o aplicaciones de remitentes desconocidos. Ante la más mínima sospecha respecto al archivo, analízalo con el antivirus. No respondas a correos no deseados, ¡son una trampa! También debes estar al tanto de últimos ataques de suplantación relacionados con la COVID-19.

9. Compra solo en tiendas fiables 

El nuevo coronavirus ha empujado a las empresas a una transformación digital y ha cambiado los hábitos de compra de los consumidores, pero también ha traído cambios en la forma en que los ciberdelincuentes atacan a sus víctimas. Por lo tanto, piénsatelo dos veces antes de facilitar los datos de tu tarjeta y tu información personal. Ojo con los correos engañosos de empresas de mensajería que te avisan de que «no ha podido entregarse tu paquete». Plantéate también usar una cuenta de correo exclusiva para tus compras.

10. Haz copias de seguridad de tus datos con regularidad

Una vez que has protegido tu conexión y las actividades que realizas en línea, no es mala idea que te acostumbres a hacer copias de seguridad de tus datos periódicamente. De este modo, dispondrás de una versión limpia de tus archivos a la que recurrir en caso de que te ataque un virus. Antes de restaurar los archivos, realiza un análisis antivirus para asegurarte de que los archivos de la copia de seguridad no están infectados.

Así puedes mantenerte a salvo cuando trabajas desde casa con un equipo antiguo 

Aunque es imposible evitar al 100 % las vulneraciones de datos, hay ciertas medidas que puedes tomar para minimizar el riesgo, como las que te hemos contado. Sin embargo, la buena noticia es que no tienes que acordarte de todo tú. Descarga Avira Free Security y deja que se encargue por ti. El paquete incluye:

  • Password Manager: genera y almacena contraseñas únicas.
  • Software Updater: actualiza controladores y programas, a la vez que optimiza el rendimiento.
  • Antivirus: bloquea el spyware, ransomware, adware y mucho más.
  • Home Guard: identifica los dispositivos conectados y los analiza para detectar vulnerabilidades.

Juntos, estos servicios de seguridad en línea te protegen frente a muchas de las principales amenazas de internet.

Este artículo también está disponible en: FrancésItaliano

Content Manager
Former journalist. Storyteller at heart.