Representante de la ONU: un 600 % más de correos maliciosos por el coronavirus

Durante la pandemia de la COVID-19 las vidas de millones de personas de todo el mundo se trasladaron a la red. Con el trabajo desde casa y el contacto con los seres queridos a través de internet, la seguridad informática peligra mucho más que en entornos de trabajo seguros.

La creciente dependencia del mundo virtual ha incrementado la vulnerabilidad ante los ciberataques, según ha informado la oficial jefe de desarme, Izumi Nakamitsu, durante una reunión del Consejo de Seguridad de la ONU. Según la representante, se ha registrado un incremento del 600 % en correos maliciosos durante la pandemia del coronavirus, y «se estima que se produce un ataque de este tipo cada 39 segundos».

Como indican los eventos recientes, se ha observado un importante aumento en los ataques contra instituciones sanitarias y centros de investigación médica en todo el mundo.

Cuando no atacaban organizaciones, los ciberdelincuentes se hacían pasar por ellas con estafas de suplantación de identidad para robar datos personales u obtener dinero.

Según un informe de la ONU publicado en abril, un tercio de los estados carecen de leyes que protejan la privacidad de sus ciudadanos en internet, y este riesgo aumenta en los países menos desarrollados, en los que el porcentaje es del 43 %. «La tasa más alta se encuentra en Europa, con un 96 %; seguida de América, con un 69 %; un 57 % en la región Asia-Pacífico y un 50 % en África», según datos del informe.

 

 

 

Este artículo también está disponible en: FrancésItalianoPortugués, Brasil

Content Manager
Former journalist. Storyteller at heart.