Skip to Main Content

Los 5 mejores consejos para tus compras de internet

Si compras por internet, no puedes examinar y comprobar los productos por adelantado. Para protegernos de sorpresas desagradables, existe la legislación sobre ventas a distancia. Esto significa que, si no te gusta un artículo, puedes desestimarlo y devolverlo en un plazo de dos semanas desde su recepción. No es necesario que el producto tenga, por ejemplo, problemas de funcionamiento. Sin embargo, muchas tiendas van más allá y ofrecen plazos de devolución ampliados. La tienda de ropa y calzado Zalando, por ejemplo, ofrece 100 días para devolver un artículo, mientras que Ikea llega incluso a los 365 días. Te damos unos consejos para que sepas en qué debes fijarte ANTES de comprar.

Consejo 1: Comprueba los plazos

Si compras productos en internet, tienes un derecho de desistimiento legal de dos semanas a partir de la recepción de los productos. Como norma general, suele ser el momento en el que la empresa de mensajería entrega el paquete o cuando lo recoges en la oficina de correos. Sin embargo, la tienda también puede ofrecer otros derechos de devolución. Por lo general, los plazos serán entonces más largos. Esta información aparecerá, por ejemplo, en las condiciones generales de venta. Las tiendas que ofrecen plazos más largos suelen publicitarlo. ¿Cuál es la diferencia entre derecho de devolución y derecho de desistimiento? En el caso del derecho de devolución, el producto debe devolverse dentro del plazo. En el caso del derecho de desistimiento, en principio basta una notificación por escrito como mensaje de correo electrónico o carta.

Consejo 2: ¿Qué pasa con los regalos de Navidad?

Si no te ha gustado un regalo de Navidad, no tengas miedo de admitirlo. Es mejor eso a que el regalo acumule polvo en el trastero o acabe en eBay. Problema: el periodo de devolución de catorce días que permiten muchas tiendas suele haber expirado tras las fiestas. Por eso es mejor comprar en tiendas que ofrezcan 30 días o más. Algunas tiendas como Amazon, Otto y Apple también ofrecen a los clientes plazos ampliados para las compras navideñas. En Amazon.es, los productos comprados entre el 1 de noviembre y el 31 de diciembre se pueden devolver, por ejemplo, hasta el 31 de enero.

Consejo 3: Presta atención a vendedores externos

No todo el mundo sabe que en las grandes plataformas de ventas como Amazon, no solo vende el propio Amazon, sino que pueden encontrarse otros miles de vendedores. Cada uno de ellos tiene sus propias condiciones. Por ello, no solo tengas en cuenta el precio, sino también las condiciones de devolución. Por ejemplo, te va a molestar ahorrarte un euro en la compra de ropa en comparación con otras ofertas si a cambio tienes que pagar los gastos de devolución en caso de que el producto no te quede bien.

Consejo 4: ¿Quién paga los gastos de devolución?

“Si el valor del producto supera los 40 euros, la tienda siempre debe asumir los gastos de devolución”; por desgracia, esta norma que favorece al consumidor ya no tiene aplicación. Desde la entrada en vigor de la Directiva sobre los derechos de los consumidores de la UE en junio de 2014, las tiendas pueden elegir quién paga los gastos de envío. La buena noticia es que la mayoría de las principales tiendas en línea siguen cubriendo el coste de las devoluciones, lo que debería facilitar los cambios.

Consejo 5: Conserva comprobantes

Si haces un cambio, los productos suelen devolverse por correo. Recibirás un certificado del servicio de mensajería con el número de envío como comprobante. Guárdalo bien hasta que la tienda confirme por escrito que ha recibido los productos o cuando el dinero vuelva a estar en tu cuenta. Así podrás demostrar que has enviado el paquete a tiempo. Otra cosa que está bien que conozcas es que el riesgo del transporte corre a cargo de la tienda en línea. Si el envío se pierde o se daña en tránsito, no es problema tuyo.

Este artículo también está disponible en: AlemánFrancésItalianoPortugués, Brasil