Skip to Main Content

Instagram: ver fotografías privadas es muy sencillo

Instagram ofrece a sus usuarios la posibilidad de configurar las cuentas como “privadas”. Sin embargo, esta protección puede eludirse con facilidad, ya que todas las fotografías de Instagram tienen una dirección web fija.

Si la cuenta está configurada como “privada”, solo pueden ver las fotografías y vídeos los seguidores a los que se ha dado un permiso expreso.

El resto de las personas solo pueden ver la imagen de perfil y el mensaje “Esta cuenta es privada”. Por ello, los usuarios confían en que sus fotografías y vídeos se mantienen de verdad en privado.

No obstante, esto no es siempre así, ya que, tal y como informa The Verge, el tratamiento técnico de Instagram de las fotografías y vídeos hace que tengan una dirección URL fija.

Mostrar en el navegador el código de las páginas web

En la mayoría de los navegadores web, puedes hacer clic con el botón derecho del ratón en la página web para ver el “código fuente”, es decir, el código de la página web. Sin embargo, los navegadores modernos como Chrome y Safari muestran mucha más información.

Las herramientas de navegación, utilizadas sobre todo por los desarrolladores web, no solo muestran el código fuente puro, sino todo el contenido, como los gráficos o incluso las fotografías. Como cada fotografía de la web tiene su propia URL, es muy fácil copiarla y abrirla en un nuevo navegador.

Hasta aquí, todo normal. Sin embargo, Instagram no diferencia de ninguna forma entre fotografías privadas y públicas. Por lo tanto, un seguidor puede proporcionar a un no seguidor el enlace de las fotografías y, así, mostrárselas en cualquier momento.

Facebook es consciente del problema de Instagram

Facebook, propietario de Instagram, explica que los enlaces permanentes son necesarios para el funcionamiento del sitio. Además, afirma que cualquier persona puede hacer una simple captura de pantalla de las fotografías y compartirlas con quienes quiera.

Por supuesto, Facebook está en lo cierto, aunque muchos usuarios no son conscientes de ello. Tener una cuenta “privada” les proporciona una sensación de privacidad que no es real.

Este artículo también está disponible en: AlemánFrancésItalianoPortugués, Brasil