¿Es tu configuración de privacidad en PayPal un peligro?

PayPal es uno de los servicios de pagos online más apreciados. La plataforma se utiliza en todo el mundo para transferir con facilidad dinero a familiares, amigos y empresas y para hacer compras online. No obstante, sería bueno que echaras un vistazo a la configuración de la privacidad de PayPal.

Es cierto que PayPal otorga una gran importancia a proteger la privacidad de sus usuarios y a que las transacciones sean privadas y seguras. Sin embargo, hay un par de cosas de este proveedor que deberías saber. Si la forma en la que PayPal procesa tu información no te transmite la máxima tranquilidad, con nuestros consejos puedes cambiar la configuración de la privacidad.

¿Qué información tuya tiene PayPal?

Si utilizas tu cuenta de PayPal desde hace mucho, es posible que ya ni recuerdes qué datos personales facilitaste. Para poder ver esta información, accede a tu cuenta de PayPal y pincha sobre el símbolo de los ajustes de arriba a la derecha.

Desde aquí podrás ver tu nombre, el año en que te abriste la cuenta, tu URL de PayPal, tu configuración de idioma y tus diferentes direcciones, junto con números de teléfono y direcciones de correo electrónico. Pero aquí también pueden incluirse datos más confidenciales como, por ejemplo, tu pasaporte.

En la página principal, podrás ver tus métodos de pago, como cuentas bancarias y tarjetas de crédito o débito. Si echas un vistazo a esta información personal, verás claramente por qué es tan importante cómo esté configurada tu privacidad en PayPal.

¿Qué hace PayPal con estos datos?

PayPal recopila información cuando accedes a la página de PayPal o cuando utilizas sus servicios para hacer pagos. Puede ser información sobre tu cuenta, datos sobre las transacciones, e incluso información personal sobre la persona a quien haces la transacción.

Aunque borres la cuenta, estos datos se guardan. PayPal puede compartir datos personales con fines de marketing dentro del grupo empresarial de PayPal, con socios comerciales y organismos financieros de PayPal. Cuando se hace una transacción, la información también puede compartirse con otros usuarios o tiendas.

Es prácticamente imposible utilizar servicios como el de PayPal sin proporcionar tu nombre, la información de tu cuenta bancaria y otra información importante. La razón de esto es que tales datos son necesarios para llevar a cabo una transacción. La buena noticia: PayPal te ofrece diferentes opciones para que protejas tus datos.

Consejos para proteger tu privacidad en PayPal

Según la declaración de privacidad de PayPal, tienes estas opciones:

Datos personales

Puedes negarte a proporcionar a PayPal determinados datos. Sin embargo, esto puede implicar que a lo mejor no puedes utilizar algunos servicios (o incluso ninguno de ellos).

Datos de ubicación

Según el dispositivo que utilices, es posible que PayPal recopile datos de ubicación y que la aplicación los recoja. Si quieres restringir que se compartan tus datos de ubicación, cámbialo en los ajustes del dispositivo.

Datos para publicidad

PayPal hace un seguimiento de tu información y la utiliza para ofrecerte publicidad basada en tus intereses. Aquí se incluye publicidad propia, pero también de terceros. Sin embargo, puedes desactivar las cookies publicitarias de terceros.

Más consejos de seguridad y protección de datos

Como PayPal necesita tu información personal para procesar transacciones financieras, tomar decisiones de privacidad resulta más difícil que en otros servicios. No obstante, puedes tomar algunas medidas adicionales para protegerte de la mejor manera posible.

  • Utiliza una contraseña fuerte y no la compartas con nadie. Lo mejor es que utilices un gestor de contraseñas: este no solo te creará una contraseña segura, sino que la recordará.
  • Haz tus transacciones solo cuando estés conectado a una red segura.
  • Si ves cualquier actividad sospechosa, informa de ello en el acto. Si tienes saldo en tu cuenta de PayPal, transfiérelo lo más rápido posible a una cuenta bancaria externa.

PayPal permite que el mundo sea un poco más pequeño y que las relaciones comerciales internacionales resulten más sencillas, pero esto no significa que ni tú (ni tu cuenta bancaria) tengáis que asumir los riesgos asociados. Por ello, reduce al mínimo la cantidad de datos disponibles. Comprueba de forma periódica tus ajustes de privacidad de PayPal y lleva a cabo tan solo transacciones seguras y deliberadas.

Este artículo también está disponible en: InglésAlemánFrancésItalianoPortugués, Brasil