Skip to Main Content

¿Es seguro iniciar sesión con Facebook? 3 consejos para evitar riesgos

Es probable que, al visitar un sitio web, te hayan preguntado si te gustaría iniciar sesión usando tu cuenta de Facebook.

Compartir las credenciales de tus redes sociales para acceder al instante es muy cómodo, pero, ¿es seguro usar el inicio de sesión con Facebook? ¿Cómo puedes tener la seguridad de que tu privacidad y tus datos no corren peligro?

Compartir tus credenciales de Facebook con un tercero tiene ventajas, pero también riesgos. Te contamos qué ocurre cuando facilitas tu información y cómo mantenerte a salvo una vez que lo has hecho. 

¿Es seguro iniciar sesión con Facebook? ¿Qué ocurre cuando inicias sesión?

Imagínate que las credenciales de Facebook son las llaves de tu casa. Solo tú tienes una copia, así que puedes cerrar la puerta y acostarte con tranquilidad por las noches. Un día, decides empezar a entregar copias de tus llaves a personas que no conoces. Repartes decenas por toda la ciudad, pero sin revelar tu dirección a los destinatarios. Esa noche, al cerrar la puerta de tu casa, ¿te acostarías con la misma tranquilidad que antes? Es probable que ninguna de las personas a las que les has entregado la llave sea capaz de dar con tu domicilio. Pero tampoco es imposible.

Cuando usas tus credenciales de Facebook para iniciar sesión en un sitio con suscripción, una tienda en línea o cualquier otra web que requiera información de inicio de sesión única, estás entregando una llave muy importante. Aunque el sitio web no pueda ver tu contraseña (Facebook solo les entrega un token de aprobación), serás más vulnerable de lo que lo eras antes.

La mayoría de los que asumen este riesgo, lo hacen por la conveniencia que supone. Pero, antes de afirmar que la comodidad compensa los peligros, debemos ser conscientes de las posibles consecuencias negativas de compartir las credenciales de Facebook.

Posibles problemas

Estás comprando en línea el regalo de cumpleaños perfecto para tu hermana. Cuando lo encuentras, inicias el proceso de pago. Pero, resulta que te piden que abras una cuenta. ¿Quién tiene tiempo para otro nombre de usuario con su correspondiente contraseña? En vez de empezar de cero, haces clic en la opción de iniciar sesión con tu cuenta de Facebook, sigues las instrucciones de la web y completas la transacción sin despeinarte.

Después, esa noche, empiezas a preguntarte si habrás cometido un error. ¿Has puesto en peligro tu privacidad? ¿Tu información está a salvo? Te contamos lo que debes saber.

Como ya mencionamos, los sitios web nunca tienen acceso directo a tu contraseña de Facebook. Ahora bien, sí que reciben tu correo de inicio de sesión y es muy probable que puedan acceder a ciertos datos, como tu:

  • Nombre
  • Edad
  • Sexo
  • Ubicación
  • Lista de amigos

Un sitio web también puede obtener permiso para publicar en tu muro de Facebook. La buena noticia es que deben comunicarte los datos y permisos que reciben antes de que aceptes compartir tus credenciales.

Otra cuestión importante que debes tener en cuenta es que, si tu cuenta de Facebook sufriese un delito cibernético, los piratas tendrían acceso a cualquier sitio web en el que hayas iniciado sesión con esta misma información. Si tenemos en cuenta que una persona tiene de media 90 cuentas en línea, es fácil imaginar lo rápido que se acumularían los daños.

Otras opciones

Si estos problemas potenciales te han convencido para que dejes de iniciar sesión con Facebook, suele haber otras opciones.

Es cierto que algunos sitios web solo permiten el inicio de sesión usando la información de Facebook. Pero, dado que la mayoría de sitios web son conscientes de lo mucho que se aislarían así, lo más habitual es que ofrezcan otras opciones de inicio de sesión, como estas:

  • Correo electrónico: cuando está disponible esta opción, lo único que debes hacer para abrir una cuenta es introducir tu dirección de correo electrónico y una contraseña. En este caso, te recomendamos usar una contraseña completamente única y aprovechar la ayuda de un gestor de contraseñas.
  • Google: de igual modo que inicias una sesión con Facebook, también puedes iniciar sesión con tu cuenta de Google en algunos sitios web. Esta opción se considera más segura que usar tus credenciales de Facebook, pues hay menos datos implicados, especialmente cuando la combinamos con la autenticación en dos pasos (más adelante te hablaremos sobre esto).
Canva Login with Facebook and Google option
Inicio de sesión en Canva con las opciones de correo electrónico, Facebook o Google

Ventajas de iniciar sesión con Facebook

No obstante, también hay varias ventajas que debes conocer. La principal es que usar tu cuenta de Facebook para iniciar sesión en otro sitio web es muy cómodo. No tener que recordar otro nombre de usuario y contraseña puede ser un alivio enorme.

Lo creas o no, también hay ventajas relacionadas con la seguridad. Si decides usar tu correo electrónico y una contraseña para iniciar sesión en lugar de Facebook, el sitio web y la empresa asociada tendrán ambos datos. En caso de que tu información se vea afectada por una vulneración de datos, tu contraseña puede acabar en malas manos rápidamente.

Si perteneces al 59 % de la población que usa la misma contraseña en todas sus cuentas, tu privacidad y tu seguridad en línea corren un serio peligro. Iniciar sesión con tus credenciales de Facebook te evita este problema, dado que tu contraseña nunca se almacena en la base de datos de las empresas.

Alternativas al inicio de sesión con Facebook

Aunque todo lo anterior es cierto y te puede parecer bastante práctico, hay otro detalle que deberías considerar: un gestor de contraseñas hace lo mismo que Facebook, pero sin recopilar todos los datos posibles sobre ti. Un buen gestor de contraseñas

  • guarda las contraseñas cuando el usuario inicia sesión en sitios web;
  • inicia sesión de forma automática en los sitios web cuya contraseña ya haya almacenado;
  • te permite crear y guardar nuevas contraseñas seguras al registrarte en sitios web;
  • te garantiza que todas las contraseñas quedan cifradas tras una contraseña maestra, que protege un número ilimitado de cuentas; cada contraseña guardada se cifra con el estándar AES de 256 bits y solo el usuario las conoce;
  • permite a los usuarios importar contraseñas ya existentes en formato CSV desde otros gestores de contraseñas y desde otras aplicaciones (como el navegador);
  • hace una copia de seguridad automática de las contraseñas y las sincroniza en múltiples dispositivos;
  • permite a los usuarios acceder y gestionar todas las contraseñas desde un panel en línea.

3 consejos para que iniciar sesión con Facebook sea seguro

En caso de que, a pesar de todo, decidas que iniciar sesión con tus credenciales de Facebook es lo que más te conviene, hay varias cosas que puedes hacer para protegerte al máximo.

  1. Antes de nada, asegúrate de activar la autenticación en dos pasos en tus dispositivos. Hay muchas formas de hacerlo, pero, si instalas una aplicación o programa en tu portátil o smartphone, tendrás que introducir un código de autenticación generado de forma aleatoria que recibirás cada vez que intentes iniciar sesión en un sitio web. Esto garantiza que eres tú, y no un pirata, quien está usando tus credenciales de Facebook.
  2. También debes investigar. Los sitios web tienen la obligación de comunicar la información reciben cuando usas tus credenciales de inicio de sesión. Si hay algo en la letra pequeña que no termina de convencerte, es mejor que no inicies sesión.
  3. Por último, evita abrir una cuenta en todos los sitios web que visitas. Suele haber una opción para comprar en línea como invitado, sin tener que pasar por el proceso de abrir una cuenta. Además, deberías limpiar tus cuentas de forma periódica y eliminar las que ya no usas.

¿Tienes dudas sobre seguridad en línea? Conecta con Avira para recibir información sobre cómo proteger tu privacidad y tus datos.

Este artículo también está disponible en: InglésFrancésItalianoPortugués, Brasil