Skip to Main Content
how to shop online safely

¿Cómo comprar en línea con seguridad?

A estas alturas, ¿quién no está al tanto de la comodidad y las ventajas de comprar por internet? Comprar en línea nos permite hacerlo cuando queramos, sin multitudes, comparar precios cómodamente y recibir nuestra compra en la puerta de casa. Perfecto, ¿no?

Bueno, como casi todo en esta vida, las compras en línea pueden tener sus riesgos. Sin embargo, si somos conscientes de los posibles peligros y tomamos las medidas necesarias para protegernos, disfrutaremos de una experiencia más segura. A continuación, te damos varios consejos sobre las formas más seguras de comprar por internet.

Compra en tiendas en línea de confianza

Puedes empezar por las tiendas en las que también comprarías en tu vida real. Es buena idea quedarte con aquellas marcas en las que confías, pues ya sabes que tanto la marca como su inventario son reales. No obstante, los estafadores no tienen rival creando sitios web idénticos a los oficiales, por lo que debes asegurarte de que estás en la página oficial de la marca. Fíjate en nombres mal escritos o URL un poco distintas a las originales.

Si vas a comprar en línea en una tienda desconocida, investiga un poco antes de pagar, especialmente si las ofertas de la tienda parecen demasiado buenas para ser ciertas. Para averiguar si una tienda es legítima, puedes tener en cuenta varias cuestiones. Comprueba si tienen seguimiento en redes sociales o busca opiniones de otros clientes. También es importante comprobar los datos de contacto de la tienda, así como sus términos y condiciones. A menudo, basta con buscar en Google el nombre de la tienda junto con la palabra «opiniones». Si la tienda es poco fiable, encontrarás un montón de denuncias en los resultados de búsqueda. O ningún resultado, lo cual también es sospechoso.

Compra solo en sitios web seguros

Cuando compres en línea, asegúrate de hacerlo solo en sitios seguros y, para comprobarlo, debes fijarte en la URL. Los sitios web seguros tienen una dirección URL que comienza por «https://» (en lugar de por «http://»). El candado que aparece en la barra de direcciones del navegador debe estar cerrado. Al hacer clic o doble clic en el candado, verás la información de seguridad del sitio. Por ejemplo, podrás saber si el sitio dispone de un certificado válido y quién lo ha registrado. No compres en una tienda si ves una advertencia sobre el certificado del sitio.

¿Cómo pagar con seguridad al comprar en línea?

A la hora de hacer compras por internet, no todos los métodos de pago son igual de seguros. Para empezar, es más seguro pagar con tarjeta de crédito que con tarjeta de débito. Si algo va mal, los emisores de tarjetas de crédito suelen ofrecer una protección por responsabilidad mucho mayor a sus clientes. También puedes usar un servicio externo de pagos, como PayPal, que te permita pagar sin facilitar la información de tu tarjeta de crédito directamente al comerciante.

Si ocurre algo extraño durante el proceso de pago, debes actuar rápidamente. Por ejemplo, si te quedas sin conexión de repente y aparece un mensaje de error, ponte en contacto con el vendedor y con tu banco antes de intentar completar la compra. Para mayor seguridad, especialmente cuando se trata de artículos caros, no está de más dejar constancia de cada paso. Imprime la descripción del producto, la confirmación del pedido, los términos y condiciones y cualquier otro documento pertinente, y guárdalos en un lugar seguro.

Formas sencillas de protegerte al comprar en línea

Lo primero es asegurarte de que estás usando un dispositivo seguro. Empieza por comprobar si tienes actualizado el navegador. Los ciberdelincuentes a menudo aprovechan los errores de los programas y las vulnerabilidades sin reparar para acceder a datos personales. También es buena idea instalar un programa antivirus que nos proteja frente al software malicioso. Hay algunos, como Avira Free Security, que ofrecen varias capas de protección, incluidas las funciones contra fraudes y la seguridad del navegador.

En segundo lugar, emplea contraseñas únicas y sólidas en cada una de tus cuentas. Nunca reutilices una misma contraseña en distintas cuentas y evita las combinaciones que podrían adivinarse con facilidad, como tu cumpleaños o código postal. Puedes usar un gestor de contraseñas que cree combinaciones imposibles de piratear y las recuerde por ti. Para mayor protección, también se recomienda activar la autenticación en dos pasos.

Por último, si estás pensando en comprar desde una red wifi pública, quizá sea mejor que esperes hasta poder conectarte desde la red segura de tu casa. Los piratas a menudo acechan en redes abiertas y poco seguras, y no te interesa correr el riesgo de exponer tu información confidencial, como contraseñas o los datos de tu tarjeta de crédito. Si sueles comprar cuando estás fuera de casa, te recomendamos usar una VPN. De este modo, tus actividades en línea serán anónimas y estarán cifradas, a salvo de espías.

Si sigues estas normas y consejos básicos, podrás comprar en línea con total tranquilidad.

Este artículo también está disponible en: InglésAlemánFrancésItalianoPortugués, Brasil