Cinco consejos para evitar los ataques de ransomware

En 2018, el rescate medio que se pidió en los ataques con ransomware fue de 970 euros y un 10 % de las peticiones superaron los 4500 euros. Por desgracia, la cuantía de los rescates sigue aumentando. ¿Quieres proteger tus archivos y tu dinero? Entonces debes aprender a evitar los ataques de ransomware antes de que sea demasiado tarde.

¿Qué es el ransomware?

El ransomware es un tipo de software malicioso. Aunque tiene distintas variantes, la mayoría de ataques cifran los archivos de su víctima. A continuación, el pirata pide un rescate, que normalmente puede pagarse en cibermoneda, para devolver los datos y los archivos.

El ransomware puede abrirse camino en tu dispositivo de varias formas. La más común es a través de un ataque de suplantación de identidad. Por ejemplo, la víctima abre un correo que parece proceder de una fuente fiable. El correo incluye un adjunto que descarga el destinatario y resulta que es el que instala ransomware en su equipo. Sus archivos ahora están secuestrados por el atacante, que pide un rescate para devolverlos.

Casi todas las formas de ransomware incluyen herramientas de ingeniería social que engañan a las víctimas para que les concedan privilegios de administrador a los piratas. Esto les permite acceder a tus archivos sin ser detectados. Las formas de ransomware más agresivas pueden aprovechar las vulnerabilidades de seguridad y atacar los dispositivos sin obtener permisos de acceso especiales. Los expertos prevén que el ransomware se vuelva cada vez más complejo, pues los piratas y la tecnología van evolucionando al mismo ritmo.

 ¿Qué puede hacer el ransomware?

Como ya hemos mencionado, normalmente el ransomware cifra los archivos de su víctima y los hace «prisioneros» hasta que se paga un rescate. Pero las cosas no siempre son blancas o negras. Una vez que el ransomware se apodera de un dispositivo, puede cometer distintas fechorías en función de su tipo. Echa un vistazo a las distintas variedades de ransomware y lo que pueden conseguir con un ataque.

  • Crypto: este tipo de ransomware puede pasar desapercibido fácilmente y correr como la pólvora por una red cifrando archivos y pidiendo rescates allá por donde pasa. Un buen ejemplo es el ataque de WannaCry en 2017.
  • Scareware: esta variante tiene aspecto de antivirus. Tras hacer un análisis falso del dispositivo, te sorprende con ventanas emergentes que te piden un pago o con el equipo bloqueado.
  • Lockers: llevan el ciberataque un poco más lejos. No solo cifran tus archivos, sino que bloquean el acceso al equipo por completo. Si el dispositivo está infectado, no podrás acceder a los programas ni a las aplicaciones.

Estos son solo algunos tipos de ransomware, pero los piratas idean nuevas variedades continuamente. Por eso te recomendamos que te informes y que no bajes la guardia para prevenir los ataques.

Si sufres un ataque de ransomware, hay ciertas medidas que debes tomar de inmediato. Aunque hayas tenido la suerte de evitarlos por el momento, sigue leyendo para aprender a proteger tus archivos y datos.

¿Cómo evitar los ataques de ransomware?

El mejor momento para empezar a tomar medidas y evitar ataques de ransomware es ahora mismo. Comienza por estos útiles consejos de seguridad:

  • Instala únicamente programas de confianza. Mantén todos los programas y aplicaciones al día. Las actualizaciones a menudo incluyen parches que reparan brechas de seguridad de las que podrían aprovecharse los piratas.
  • Antes de pagar un rescate, valora todas las opciones. Que pagues al pirata no quiere decir que este vaya a devolverte tus datos. Podrías entrar en un juego sin ninguna posibilidad de salir victorioso.
  • No abras adjuntos de correo de remitentes desconocidos. El correo electrónico es un método que los piratas informáticos suelen usar en ataques de ransomware.
  • Haz copias de seguridad de forma regular, ya sea en una unidad externa, en la nube o en ambas. En caso de que un ataque cifre los archivos de tu dispositivo, seguirás teniendo acceso a tus datos.
  • Instala un software antivirus en todos tus dispositivos. Una opción es Avira Free Security, que incluye los servicios Home Guard, Password Manager, Antivirus y Software Updater. Nuestro Antivirus te protege de distintos tipos de software malicioso, entre los que se incluye el ransomware, mientras que Software Updater te avisará de vulnerabilidades de seguridad antes de que puedan aprovecharlas los piratas.

Los piratas recurren al ransomware por su potencial lucrativo y sus mínimas consecuencias. Los ataques no están disminuyendo y, de hecho, es probable que aumenten en frecuencia y complejidad. En todo el mundo, se prevé que los daños por ransomware se aproximen a los 20 000 millones de euros en 2021.

Dado que la prevención es la mejor medida que podemos tomar frente al ransomware, no renuncies a los inestimables servicios de seguridad de Avira que te ayudarán a evitar los ataques de ransomware y a estar a salvo en la red.

Este artículo también está disponible en: InglésAlemánFrancésItalianoPortugués, Brasil