Cinco consejos para detectar bulos y noticias falsas

En una época en la que los bulos se aprovechan para desacreditar cualquier tema con el que no estamos de acuerdo y en la que la desinformación se usa como arma política y como anzuelo para vender, estafar y asustar, distinguir entre hechos e invenciones puede resultar abrumador. Por suerte, si mantienes la calma, normalmente es posible separar la realidad de la ficción.

Y estamos aquí para ayudarte con estos cinco consejos:

Consejo 1: Comprueba la fuente de la noticia

Ya sea en Facebook, Twitter u otros portales: muchas veces damos con noticias procedentes de páginas desconocidas. Si es así, debes hacer algunas comprobaciones antes de creerte el mensaje o difundirlo. Hazte las siguientes preguntas:

  • ¿Se publicó la información en un sitio web fiable? ¿Qué más elementos hay en la página?
  • ¿Qué aspecto tiene el logotipo o la sección «Sobre nosotros» de la web?
  • ¿Conoces al autor por otros sitios de noticias reputados?
  • ¿Qué pinta tiene la URL?

Consejo 2: Desarrolla una actitud crítica

Una de las razones que nos llevan a creernos noticias dudosas es que suenan creíbles. A veces, incluso más creíbles que la realidad. Suelen tener un titular atractivo diseñado para impresionar al lector o para llamar su atención generando emociones.

Por eso es fundamental mantener la cabeza fría. En lugar de dar una respuesta emocional, es mejor ver el mensaje con una actitud racional. Examina más en profundidad el mensaje y hazte las siguientes preguntas:

  • ¿Por qué se redactó este mensaje? ¿Quiere influenciarme de algún modo?
  • ¿Están intentando venderme algo?
  • ¿Me envían a otro sitio web?
  • ¿Hablan en otros portales de noticias sobre este hecho?

Consejo 3: Sigue las fuentes

Una noticia investigada de forma adecuada contendrá citas, fechas y hechos. Ya sean declaraciones de expertos, evaluaciones de encuestas o estadísticas, los artículos serios no tendrán inconveniente en incluir enlaces.

Si el «experto» es un extraño o un amigo del autor, si no hay fuentes y todo se basa en habladurías, cuestiónate el contenido. ¿Existe alguna prueba de que lo que se menciona en la noticia haya ocurrido realmente o puede que sean hechos inventados o distorsionados?

Consejo 4: Ojo con las fotos falsas

Las noticias dudosas a menudo van acompañadas de fotos igual de dudosas. Tienen por objeto recalcar y de demostrar los «hechos» del artículo. Sin embargo, los programas modernos de tratamiento de imágenes hacen que sea muy complicado distinguir las fotos reales de las falsas. Muchas veces, ni siquiera es posible. Hay otros detalles de los que debes estar pendiente:

  • Comprueba si las sombras de la imagen se proyectan de forma correcta.
  • Examina la foto más de cerca para detectar si las personas o los objetos tienen bordes raros o irregulares.
  • A veces, una búsqueda inversa de imágenes en Google también es útil: una vez que las imágenes han sido editadas, puedes encontrar los originales.

Consejo 5: ¿Qué otros sitios informan del hecho?

En la red abundan noticias relacionadas con temas importantes, como pueden ser unas elecciones o el coronavirus. En estos casos, no es fácil mantener una visión general clara ni distinguir las noticias serias de las poco fiables. Si das con un mensaje que difunde información completamente nueva, es recomendable que compruebes si hay otros sitios que también informen sobre ella. Compara la información con la de agencias como Reuters o con otras fuentes en las que confíes para contrastar bien los datos.

Este artículo también está disponible en: InglésFrancésItalianoPortugués, Brasil

Leor is a copywriter and content marketer for Avira.