Skip to Main Content

3 consejos para que no pirateen tu cuenta de YouTube

Cada día se ven casi 5000 millones de vídeos en YouTube. La plataforma de streaming de vídeo atrae a 1800 millones de usuarios mensuales y se espera que continúe su crecimiento y popularidad.

Si bien es cierto que no te hace falta una cuenta de YouTube para ver vídeos en la plataforma (a menos que tengan restricción de edad), sí que la necesitas para suscribirte a canales, publicar comentarios, crear tu propio canal y subir vídeos.

Los piratas a menudo emplean ataques de suplantación de identidad para obtener contraseñas de cuentas de YouTube. Así, pueden acceder a una cuenta y ver los datos bancarios asociados a un canal o empresa.

Con algunas medidas de seguridad adicionales, podrás evitar que pirateen tu cuenta de YouTube. Si te preocupa tu cuenta, aquí te contamos cómo saber si ya ha sido vulnerada y cómo evitar nuevos problemas en el futuro.

Cómo saber si te han pirateado la cuenta de YouTube

La primera señal de que tu cuenta de YouTube ha sido pirateada es que ya no puedes iniciar sesión en ella. Es necesaria una cuenta de Gmail para iniciar sesión en YouTube, así que, si detectas un problema con tu perfil de YouTube, puede que tus otras cuentas también corran peligro.

También debes tener en cuenta lo siguiente. Si subes vídeos a YouTube, podrías notar que algunos de ellos han sido eliminados o cambiados. También podrías ver vídeos subidos que tú no has añadido a tu cuenta. Busca comentarios o respuestas que tú no hayas publicado en otros canales o vídeos.

Hay un lugar que puedes comprobar para confirmar que tu cuenta de YouTube ha sido pirateada. Ve a tu cuenta de Gmail y haz clic en «Detalles». Desde ahí, podrás ver las ubicaciones de inicio de sesión pasadas. Si hay alguna que no reconoces, quiere decir que tu cuenta de Gmail ha sido pirateada y que también pueden acceder a tu perfil de YouTube.

Cómo prevenir un ataque a tu cuenta de YouTube

Por suerte, hay varias medidas que puedes adoptar para proteger tu perfil de YouTube y tus vídeos.

  • Ojo con los enlaces: ten cuidado a la hora de hacer clic en enlaces que recibas en Gmail o en los comentarios a tus vídeos. Pueden contener software malicioso que facilite tus credenciales a un pirata.
  • Rellena el formulario de recuperación de Gmail: Google ofrece un formulario de recuperación para tus cuentas. Aunque te solicita varios datos privados, como tu número de teléfono, es la mejor forma de recuperar el acceso a una cuenta bloqueada por un pirata informático.
  • Utiliza protocolos de seguridad de contraseñas: lo habrás oído antes, pero usar una contraseña segura es esencial a la hora de prevenir ataques en tus cuentas de YouTube, y en cualquier otra cuenta en general. Al menos, emplea una contraseña que mezcle mayúsculas, minúsculas, números y símbolos. También deberías aprovechar el número máximo de caracteres para que sea más complicado descifrar tus credenciales. Si puedes, cambia tu contraseña con frecuencia. En caso de que controlar todas tus contraseñas te suponga un problema, un gestor de contraseñas puede resultar muy útil.

Las señales de que tu cuenta de YouTube ha sido pirateada pueden ser evidentes, así que, en el momento en que notes algo sospechoso, actúa de inmediato. Si tu cuenta ya ha sido vulnerada, no te pierdas nuestro próximo artículo del blog, en el que te contaremos qué tienes que hacer para recuperarla.

Este artículo también está disponible en: InglésAlemánFrancésItalianoPortugués, Brasil